Volver Enviar Imprimir
Ud. está en:  Inicio /  Institucional
Miércoles 26 de marzo de 2008

Historia

Orígenes del Karate JKA
De acuerdo a una vieja anécdota, el Emperador Napoleón se vio maravillado y admirado, al escuchar de la existencia de un país del este asiático,que aunque pequeño, era independiente y no poseía ningún arma. Localizado al sur de Japón, aquel país, antes llamado el reino de Ryukyus y ahora conocido como la prefectura de Okinawa, fue el sitio de origen del karate.   La historia oficial de Shotokan comienza el 1 de abril de 1922 cuando el maestro Gichin Funakoshi inicia su primera clase en "La Escuela Normal Superior para Hombres" en Tokio.   En 1951 la Fuerza Aérea Norteamericana instituyó un programa de entrenamiento de artes marciales. Enviaron sus instructores de entrenamiento físico al Kodokan en Tokio, para la instrucción en judo, karate, aikido y otras artes. Karate se enseñó bajo el liderazgo de la JKA, contando con Nakayama, Obata y Kamata como maestros. El problema con esto era que las personas que habían tenido un poco de entrenamiento limitado en karate-do, regresaron a los Estados Unidos y empezaron a enseñar un estilo propio. A mediados de los 50 había más de 200 versiones que se hacían llamar estilos de karate, muchas de ellas conducidas por personas con poco entrenamiento. Así que Masatoshi Nakayama, bajo la dirección de Funakoshi, creó el Programa de Entrenamiento de Instructores para asegurar la instrucción de calidad del verdadero karate-do.   A partir de este programa se enviaron instructores alrededor del mundo para extender el karate-do de la JKA, conocido como "Shotokan".   http://www.jka.or.jp/english/e_index.html

Nadie sabe en qué momento el karate hizo su primera aparición sobre Ryukyus. En el pasado se mantuvo siempre en estricto secreto de los extranjeros, y no se tiene ningún registro al cual referirnos para información.

Hubo dos ocasiones en la historia de Ryukyus, en las que se prohibió las armas por edictos gubernamentales; la primera vez hace más de quinientos años y la segunda vez doscientos años después. Estas prohibiciones no hicieron otra cosa excepto ayudar al desarrollo del karate.
Hasta el comienzo del siglo XV Ryukyus estaba dividido en 3 reinos independientes: Chuzan, Nanzan y Hokuzan -- cada uno luchando contra el otro por supremacía. Chuzan eventualmente prevaleció y el país se unificó bajo su rey, Sho Hashi (1372-1439). Se estableció inmediatamente un gobierno no militar. Se editó un estricto edicto que prohibió cualquier posesión de armas.


Imagen
pie de foto

Por dos siglos se gozó de paz, luego en 1609 se vieron atacado por Shimazu, gobernadores militares del sur de Kyushu, Japón. Luego de una gran resistencia, Ryukyu cae en manos de Shimazu. Nuevamente se prohibieron las armas, esta vez no sólo al pueblo, sino a las clases altas también. Muchos historiadores están de acuerdo que esta segunda prohibición fue el que estimuló la creación de medios de autodefensa sin armas. Aun así, ya se practicaban algunas formas de combate sin armas anterior a la invasión.
Ya que las Ryukyus fueron un estado tributario de China, hubieron periodos de frecuente contacto con China, por lo que hubiere sido muy natural para el kempo (lit., "método del puño") haber sido importado a la isla. Elementos de kenpo fueron probablemente adaptados e incorporados a los estilos de combate local. De esta manera se originaron los dos precursores del karate-do, Okinawa-te y To-de. Como niños, a menudo escuchábamos a nuestros mayores hablar sobre éstos últimos dos y es muy razonable asumir que antes el primer término se refería a formas de combate que involucraban a la tradición del kempo chino, y el segundo término a las técnicas de combate nativos.
La historia de las artes marciales en China pueden seguirse por a lo menos 6000 años pero los registros se hacen más claros hace 3000 años. Durante el reinado del Rey Wen en la dinastía Chou. Durante este periodo se sistematizaron los métodos antiguos de lucha, principalmente debido a los esfuerzos de tres hombres, Ta-Shang Lao-ch'un, Ta-yi Chen-jen y Yuan Shih-t'ien, que fundaron lo que podría ser llamado las Tres Escuelas Primitivas de técnicas de artes marciales. Sus sistemas se han pasado de generación en generación, a través de discípulos, que agregaron mejorías y eventualmente alcanzando las técnicas altamente refinadas de la actualidad.
En este último milenio se evolucionó, gradualmente, hacia dos estilos mayores: Shang Wu y Shaolin. A través de las dinastías de Yuan (1279-1368), Ming (1368-1644) y Ch'ing (1644-1912), los adherentes de ambos estilos compitieron por pulir y perfeccionarlos, en el proceso se formaron un cierto número de escuelas derivadas. Ambos estilos, obviamente, tienen sus fuerzas y sus debilidades, y es imposible decir cuál es mejor. En China la práctica era muy abierta y por ello su difusión fue muy amplia en la población general. Eventualmente fueron vistos con orgullo como tradiciones nacionales.

  • La práctica de no revelar los principios de su arte a extranjeros no era sólo característica del karate; también se dio en kendo y otras artes marciales también. Pero no existía comparación con las grandes precauciones que se tomaron en Ryukyus, donde también existió una prohibición de mantener registros escritos. En el periodo Meiji (1868-1912), cuando ya no existía la necesidad de reserva, la tradición de siglos de secreto se mantuvo.
  • Debido a la falta de registros escritos, se sabe virtualmente nada sobre los creadores del karate y cómo fue transmitido. Lo que se sabe en la actualidad es gracias a la transmisión oral y por lo mismo es exasperantemente vaga. Tratar de generar algo claro es como tratar de agarrar una nube.
  • Nadie hacía de karate su profesión, por ello se descuidó la tradición histórica. Aquellos que enseñaban karate, lo hacían debido a interés personal y aquellos que estudiaban karate, lo hacían sólo porque les gustaba. Cuando el Maestro Funakoshi estudió bajo la tutela del Maestro Azato, que se consideraba uno de los más grandes expertos de karate en su tiempo, fue su único estudiante; cuando entrenó con el Maestro Itosu, habían muy pocos otros estudiantes.
  1. La práctica de no revelar los principios de su arte a extranjeros no era sólo característica del karate; también se dio en kendo y otras artes marciales también. Pero no existía comparación con las grandes precauciones que se tomaron en Ryukyus, donde también existió una prohibición de mantener registros escritos. En el periodo Meiji (1868-1912), cuando ya no existía la necesidad de reserva, la tradición de siglos de secreto se mantuvo.
  2. Debido a la falta de registros escritos, se sabe virtualmente nada sobre los creadores del karate y cómo fue transmitido. Lo que se sabe en la actualidad es gracias a la transmisión oral y por lo mismo es exasperantemente vaga. Tratar de generar algo claro es como tratar de agarrar una nube.
  3. Nadie hacía de karate su profesión, por ello se descuidó la tradición histórica. Aquellos que enseñaban karate, lo hacían debido a interés personal y aquellos que estudiaban karate, lo hacían sólo porque les gustaba. Cuando el Maestro Funakoshi estudió bajo la tutela del Maestro Azato, que se consideraba uno de los más grandes expertos de karate en su tiempo, fue su único estudiante; cuando entrenó con el Maestro Itosu, habían muy pocos otros estudiantes.

Subir   |   Volver

Descargar archivos

Bajar archivo
Formato: pdf | Peso: 2kb
Bajar archivo
Formato: pdf | Peso: 3kb

Descargar videos

Ver video